El recubrimiento cerámico

Publicado en: Noticias | 20 julio, 2021

La cerámica, como proceso y material, es muy antiguo para la humanidad alcanzando una enorme diversificación de usos y formas de producción.

Las losetas cerámicas son productos obtenidos a partir de arcillas naturales y otros componentes minerales.

A veces con aditivos de diferente naturaleza, que tras un proceso de modelado (dar forma), se someten a operaciones de secado, aplicación de esmaltes y decoraciones, así́ como otros tratamientos para desembocar en uno o varios procesos de cocción, que confieren el estado final y, en consecuencia, las propiedades técnicas y estéticas.

Breve semblanza histórica. La evolución de la cerámica se remonta al año 4,000 a.C. en Egipto; sin embargo, las losetas de cerámica se utilizaron por primera vez como decoración mural alrededor del 2,700 a. C. en las tumbas de los faraones egipcios. El Dragón de Marduk, que data del año 604 a.C., es el paramento exterior de terracota más antiguo que aún se conserva.

La preferencia de la arquitectura árabe por los revestimientos cerámicos hizo que se extendiera por las áreas de influencia islámica, incluida gran parte de Europa y Asia.

Después de un lento declive de la cerámica arquitectónica, debido al auge de la revolución industrial, en el siglo XX volvió a resurgir como importante recubrimiento. En los primeros años de la década de 1980 se inicia un proceso de cambio en la oferta comercial, traducido en el incremento progresivo de la variedad de formatos y en diversidad (técnica y formal) de los productos comercializados.

A pesar del predominio de este material en los mercados, y de la amplia difusión que hay de los mismos, aun existen confusiones para diferenciar los términos: azulejos, mosaicos, losetas cerámicas, gres, porcelanatos, etcétera.

¡Busca más novedades y productos en nuestra edición de julio!