Vidrio para interiores

Publicado en: Decoración | 12 mayo, 2021

Los arquitectos, diseñadores de interiores y propietarios están utilizando el vidrio en el interior para maximizar la luz y las vistas, al tiempo que ofrece una apariencia contemporánea.

El vidrio permite la entrada de luz, evitando simultáneamente el viento y la introducción de agua para que los edificios se puedan iluminar de forma natural y gozar de excelentes vistas al exterior.

Las mejoras en la tecnología de procesamiento de vidrio han hecho posible brindar soluciones específicas y efectivas para una amplia gama de proyectos arquitectónicos

Las propiedades estéticas, técnicas y energéticas del vidrio hacen que su campo de aplicación sea prácticamente ilimitado: desde acristalamientos exteriores hasta decoración de interiores y usos industriales. Además, las mejoras en la tecnología de procesamiento de vidrio han hecho posible brindar soluciones específicas y efectivas para una amplia gama de proyectos arquitectónicos. El vidrio puede ser básico e incoloro, o bien incluir elementos que mejoren sus cualidades térmicas, visuales, acústicas, entre muchas otras. Como producto, el vidrio se puede utilizar eficazmente en cualquier configuración de diseño, ya sea un pequeño fregadero de vidrio o una gran mesa de vidrio. Usado con frecuencia en diseños modernos y minimalistas, las características de vidrio como éstas pueden mejorar en gran medida la sensación moderna del espacio.

Luz natural

Para que la iluminación en general sea una parte importante del diseño de interiores, el aprovechamiento de la luz natural es una de las principales ventajas que aportan los elementos de vidrio. La iluminación natural brinda una amplia variedad de beneficios, uno de ellos es que reduce el consumo energético, minimizando así las emisiones de CO2.

Los sistemas de iluminación con luz natural influyen en la carga térmica del edificio, permitiendo un ahorro en la energía para la calefacción. Además, es ideal para los espacios que son reducidos, logrando lucir más amplios o limpios.

Para un proyecto que tiene como objetivo capturar el “color real”, la luz natural también se utiliza como fuente principal de iluminación.

Las características del vidrio permiten que los diseños interiores se inspiren en el mundo exterior como un estímulo visual. Lo primero que hay que hacer es elegir la intensidad de la luz, pues esto es vital para conseguir un bienestar en el ambiente. La luz afectará la agudeza visual, la sensibilidad
al contraste que pueda llegar a tenerse con los espacios de luz y sombra, así como la eficiencia de las funciones oculares. También puede llegar a afectar nuestros muebles y objetos de decoración.

 ¡No te pierdas el artículo completo en nuestra edición de abril!