Ventanas bioclimáticas

Publicado en: | 22 febrero, 2018

La interacción del hombre con su entorno natural se ha vuelto cada vez más amable y lo ha empujado a aprovechar los beneficios que el clima, la luz, la ubicación y orientación espacial le ofrece para la construcción de inmuebles que al interior se vean beneficiados por el bioclima.

muro-trombe

En la actualidad, la arquitectura bioclimática se ha mantenido a la vanguardia de cada uno de los elementos que la constituyen: diseño, orientación, elección de materiales con propiedades térmicas específicas, definición de acabados, etcétera. Las construcciones que usan el principio bioclimático no buscan ser más o menos caras que las habituales, su principal objetivo es “incrementar el rendimiento energético y conseguir el confort de forma natural”. Es decir, crear espacios habitables, estéticos y funcionales, hacer uso eficiente y racional de la energía y de los recursos naturales, y preservar el medio ambiente e integrar al ser humano a un ecosistema en equilibrio. A continuación abordaremos una parte esencial en cualquier edificación bajo el aspecto del bioclima: las ventanas bioclimáticas.

CONTROL DE ENERGÍA

En su aspecto estructural, la ventana bioclimática fundamentalmente suele emplear un acristalamiento especial; otras ventanas pueden tener parasol o sombreado de acuerdo a su ubicación en el inmueble; al mismo tiempo, se complementan con el marco y utilizan selladores para evitar las filtraciones del aire no compensadas al interior de la vivienda.

Cuando los rayos del sol entran en un invernadero, la radiación es absorbida por los objetos de su interior, que se calientan, emitiendo radiación infrarroja, que no puede escapar pues el vidrio es opaco a la misma. El efecto invernadero es el fenómeno utilizado en las casas bioclimáticas para captar y mantener el calor del sol”.

ventana

FUSIÓN DE MATERIALES

Existen ventajas claramente marcadas y reconocidas en el ámbito de la arquitectura y la construcción con respecto a los diferentes materiales con que se fabrican las ventanas en la actualidad. Para el sistema de bioclima es fundamental que las ventanas permitan no sólo la libre y correcta circulación del aire al interior de las construcciones, sino también la conservación de la temperatura ideal que permitirá, el ahorro de energía al no hacer uso de la calefacción o el sistema de clima. El doble acristalado minimiza considerablemente las pérdidas de calor; sin embargo, debido a su constitución reduce la transparencia con relación a la radiación solar del día.

sala

Vidrios: son el principal captador de energía solar hacia el interior de las viviendas, los encontramos como Vidrio sencillo (monolítico) de una o más hojas de vidrio, los hay incoloros, entintados, impresos y de seguridad. Vidrio de baja emisividad: son vidrios monolíticos sobre los que se ha depositado una capa de óxidos metálicos muy fina.

Selladores y aislantes: su principal uso es evitar el paso de corrientes de aire del exterior al interior de los espacios. Siempre se debe de buscar que sean ampliamente resistentes a la intemperie pues estarán expuestos al aire, el sol, la lluvia y el polvo constantemente.

Marcos: representan entre el 25 y 35% de la superficie de una ventana. Bajo el aspecto térmico transmiten la energía calorífica a través de una pared ya sea por conducción, convección o radiación.

Vidrio doble: Se compone por dos o más láminas de vidrios monolíticos separados entre sí por una o más cámaras de aire herméticamente cerradas, evitando así el intercambio de calor por convección y conducción, lo que aumenta su capacidad aislante.

scenica-vetrata-scorrevole-dirello-1

Esto es un fragmento de “Ventanas bioclimáticas” suscribete dando clic AQUI.

Banner_MA_2017_Ed._04-01