Técnicas de iluminación exterior

Publicado en: Noticias | 5 agosto, 2021

La iluminación defachadas, monumentos o estructuras brinda seguridad, facilita la orientación y contribuye a la creación de un paisaje urbano atractivo

La iluminación de tareas se utiliza en exteriores con el propósito de dar luz a entradas y caminos. Su función principal es contribuir a la realización de actividades específicas. Esta clase de iluminación se obtiene gracias al uso de luces de camino, iluminación de cubierta y luces de paso al aire libre.

En el caso de la iluminación ambiental o general, ésta se enfoca en iluminar áreas exteriores abiertas, considerando un nivel cómodo de brillo que favorezca la visibilidad, sin causar deslumbramiento. Generalmente se eligen luces de pared o luces de poste para poder transitar con seguridad a través de los espacios al aire libre.

Al concentrar la atención en un punto, las estructuras y texturas de los objetos reciben mayor énfasis.

Para iluminar grandes superficies se recurre a la iluminación de inundación. Aquí se colocan luces extensivas que generan un efecto de amplitud y delimitan el espacio. Se instala en paredes, donde es determinante para trasmitir una impresión de claridad, así como en fachadas. La inundación con luz contribuye a realzar las texturas de la piedra natural o de la mampostería, pues la luminosidad se distribuye de manera uniforme en el eje vertical.

Por último, la iluminación de orientación es aquella que incide en la percepción del espacio, señalando caminos y escaleras en el exterior con ayuda de puntos o líneas de luz. Estas luces esencialmente buscan orientar los trayectos, es decir, actúan como guías, por cual, el entorno queda en un segundo plano. En este tipo de iluminación son convenientes las luminarias pequeñas empotradas en el suelo o en la pared, a una altura baja.

¡Busca más novedades y productos en nuestra edición de julio!