Sellado de juntas, previsión necesaria.

Publicado en: | 16 abril, 2018

En la construcción de edificios, una junta de dilatación es un sistema con el que se busca aliviar la tensión entre los materiales, causada por el movimiento de un edificio y su estructura.

ma6_PIP1165

Los métodos constructivos y el cumplimiento con la normativa, así como las técnicas arquitectónicas aplicadas para lograr inmuebles seguros y eficientes, son tan importantes como la elección de materiales de calidad y la noción constante de que decenas de familias deberían poder habitar ese espacio con tranquilidad por años hacia el futuro.

En la construcción de edificios, una junta de dilatación es un sistema con el que se busca aliviar la tensión entre los materiales, causada por el movimiento de un edificio y su estructura inducido por:

  • Expansión y contracción térmica causada por variaciones en la temperatura.
  • Impacto y movimiento causado por el viento.
  • Eventos sísmicos.
  • Deflexión de carga estática.
  • Desviación de la carga en vivo.

En separaciones entre muros e inmuebles, pisos, techos y cualquier espacio entre dos materiales constructivos, éste debe llenarse (sellarse) para, por un lado mantener la impermeabilización, ignifugación (resistencia al fuego), insonorización, barrera de aire, membrana del techo, superficie transitable y otras funciones de los elementos de construcción, lo que les ayuda a tener un rendimiento funcional.

ma6_26a0e8666fa06ac6c3a68fcb98a0cee5

La junta perfecta
Así que tenemos claro que todos los materiales de construcción, por lo general, se ven sometidos a contracciones y expansiones provocadas por variaciones en la humedad y temperatura ambientes, además del movimiento estructural. Es importante que estas tensiones no sean superiores a la resistencia interna del material para no llegar a fisurarlo. Algunas estructuras por sí mismas pueden soportar dichas tensiones, otras requieren de refuerzos para absorberlas. Para controlar los movimientos que generan las tensiones producidas en el interior de las estructuras, se recurre a las juntas de dilatación, que es un elemento que permite los movimientos relativos entre dos partes de una estructura o entre la estructura y otras con las cuales trabaja.

Las juntas de construcción son las que más nos preocupan, pues son las que comprometen la estructura y seguridad del edificio. De acuerdo al diseño estructural, estas juntas pueden ser:

  • Juntas monolíticas: de íntima unión entre los dos bloques.
  • Junta de contracción: las juntas de contracción evitan el agrietamiento de los elementos de la junta.
  • Junta de expansión: las juntas de expansión son aquellas que se forman en obra dejando una luz en una sección de la estructura entre elementos contiguos; para ello se emplean rellenos que permiten la expansión de esos elementos.

ma6_Aluminium-windows-with-the-highest-possible-A-energy-rating-22-e1417094178730

Sellado ideal
Las juntas deben sellarse, para conservar ese espacio donde se producirán los movimientos y al mismo tiempo, impedir que penetre agua u otro elemento, además de proteger los bordes del deterioro por impacto de cargas puntuales.

El sellador es el material empleado para sellar la junta mediante su propiedad de adherencia a las superficies interiores de la misma.  No existe un sellador que reúna todas las propiedades para poder utilizarlo indistintamente en todos los casos.

En el mercado existen diferentes productos dentro de los cuales se deberá elegir el más adecuado.Para cumplir su función de manera óptima, el sellador requiere:

  1. Adhesión a la superficie: al adherirse firmemente impide filtraciones. Una causa muy común de falla del sellador es la degradación causada por el agua y el clima (incluidas las áreas húmedas interiores).
  2. Tener en cuenta su envejecimiento, ya que con el tiempo va perdiendo propiedades.
  3. Tiempo de aplicación.
  4. Cohesión: es la propiedad de mantenerse unido por atracción molecular al ser sometido a esfuerzos de tracción.
  5. Compatibilidad con otros materiales de diferente naturaleza.

Los selladores de juntas también son un componente vital de los sistemas de barreras de aire y retardadores de vapor que están destinados a conservar el entorno interior de un edificio. La gran cantidad de tipos de sellantes disponibles actualmente en el mercado, junto con la desinformación sobre cómo diseñar e instalar juntas sellantes correctamente, a menudo da como resultado una especificación incorrecta por parte de los arquitectos y una aplicación de campo deficiente por parte de los contratistas.

ma6_fitty-wun-feldman-architecture-residential-san-francisco-california-usa_dezeen_2364_sq

El poder de la adaptabilidad.
El comportamiento de los selladores dependerá de diferentes variables:

Temperatura: el grado de flexibilidad del sellador es muy importante dentro de un rango amplio de temperaturas; en particular en los casos de temperaturas muy bajas, pues el material sellante sometido a mucho frío puede endurecer y perder su elasticidad.

Imprimación de los Bordes de la Junta: sobre todo para sellantes no preformados (líquidos que se adaptan a la forma del espacio de relleno), pues mejora la adherencia al penetrar en los poros del hormigón, reduce la formación de burbujas, absorbe partículas de polvo, reduce la absorción y saponificación de aceites por el hormigón.

Antiadherente: se utiliza para evitar la adhesión del sellador en el fondo de la junta, lo cual provocaría una tensión mayor.

Te invitamos a disfrutar del artículo completo en nuestra edición de abril.

BANNER DE SUSCRIPCION MEJORES ACABADOS MA