Roca, espejo de la vida

Publicado en: | 5 abril, 2018

El mármol parece estar siempre en movimiento, una roca que, como un espejo, proyecta lo efímero del tiempo en un material cuyas principales características son justamente su permanencia, belleza y durabilidad.

bellasartes1

En el Palacio de Bellas Artes ha sido precisamente el significativo peso del mármol el responsable del hundimiento de varios centímetros anuales que el inmueble sufre desde su construcción. Pero la belleza de sus columnas, pilastras, balcones y ornamentos, sus vetas dibujadas en paredes y pisos por igual, la magnificencia de su fachada, plagada de esculturas en mármol blanco, de creadores como Leonardo Bistolfi, Gianetti Fiorenzo, Geza Maroti y Agustín Querol; su ambiente interior elegante y refinado, así como su combinación crómatica en piedra, convierten éste edificio icónico de la ciudad capital, en una máquina diseñada para trastornar las emociones al máximo y que, a pesar del hundimiento y del paso de las décadas, parece permanecer imapasible y bello, orgulloso siempre, desafiando al tiempo y a los elementos y lejos de cualquier deterioro físico.

1280px-Palacio_de_Bellas_Artes_-_Fassade_Lünette

En el interiorismo eso es lo que se busca, que el espacio emocione, seduzca y provoque; en una combinación perfecta de colores, matices y formas.

Si lo pensamos bien, en un sentido estricto fue el uso del mármol en éste monumental edificio, el que materializó el sueño de Porfirio Díaz, simplemente no podemos caminar a su alrededor o por sus pasillos sin notar de inmediato como nuestros sentidos son sublimados por el brillo sutíl y la textura de sus pisos, columnas y muros, donde los mármoles de distintos colores son literalmente un espejo del arte y de la vida. En el interiorismo eso es lo que se busca, que el espacio emocione, seduzca, provoque, en una combinación perfecta de colores, matices y formas.

a64a04a39321ae52994860ce7014bb64

Desde siempre y hacia el futuro, el mármol seguirá siendo un cómplice necesario para que la arquitectura continúe consolidándose como un arte que no solo busca crear espacios funcionales, sino también generar un efecto estético y sensitivo. Ese es el poder y la magia del mármol, un material regalo de los dioses que, arquitectos y diseñadores de las más diversas tendencias, retoman como la materia prima de su arte: conmovedor, poderoso y magnificente.

1

Te invitamos a disfrutar del artículo completo en nuestra edición de abril.

BANNER DE SUSCRIPCION MEJORES ACABADOS MA