RECUBRIMIENTOS MÁS COMUNES EN PISCINAS

Publicado en: | 16 julio, 2021

Una de las mayores problemáticas, o una de las más frecuentes, es la filtración de agua por los muros. Cuando esto ocurre, el material con el que la piscina fue construida, comienza a deteriorarse.

Sellado: Deben elegirse materiales que sellen perfectamente y que eviten a toda costa las filtraciones, sobre todo en piscinas construidas en terrazas, tejados, balcones, etc. Diseño: Aquí habrá que optar por la estética, tratando de que lograr el mayor efecto óptico y hasta plástico. Mantenimiento: Se buscan materiales de fácil mantenimiento, que no requieran tanta labor. Este tipo de materiales es muy usado en piscinas públicas o de uso frecuente. Suelen estar tratados con materiales antibacterianos que evitan los hongos.

Mosaico veneciano: El gresite, también conocido como mosaico veneciano o venecita son pequeños mosaicos decorativos, con propiedades de alta resistencia y grandes posibilidades de diseño: un material muy apropiado para formar dibujos y combinar colores.

Azulejo: No es de sorprender que este material sea el más utilizado. Su colocación resulta sencilla en comparación con otros materiales. Además, existe una gran variedad de opciones lo que permite hacer diseños muy diversos y con efectos diferentes.

Lámina armada: Aunque es un material relativamente nuevo y no se sabe mucho de él aún, se ha convertido en una de las opciones que se eligen más habitualmente en la actualidad. Es una membrana de PVC Plastificado muy elástica y resistente a movimientos, dilataciones y clima adverso.

Tarima de madera: Se trata de un recubrimiento que permite proteger a la piscina durante el invierno. Su instalación es realmente sencilla y cuenta con una gran variedad de diseños y colores diferentes.

Acero inoxidable: Este material es una de las opciones más novedosas en el mercado actual, que le aporta un aire industrial y moderno a cualquier piscina. Al no ser un material poroso, cuyas piezas deben ir soldadas, reduce significativamente el riesgo de fisura o cuarteaduras.

Pinturas especiales: Sin duda, la opción más económica de todas. Regularmente, se utilizan pinturas de poro abierto para permitir que el hormigón de la pintura respire.

Arena: Aunque este es un sistema novedoso, aplicarlo no tiene mucha complicación. Es una mezcla de arenas con resina, lo que da una sensación de arena al tacto.

Liners o láminas de PVC: Muy recomendable para aquellas piscinas que presentan grietas o fugas. Son económicas y su vida útil es larga, por lo que resultan una opción económica y conveniente. Ofrecen una gran variedad de diseños y colores aunque requieren ser aplicadas por personal calificado.

¡Conoce más artículos útiles e interesantes en nuestra edición de julio!