Pintura arquitectónica

Publicado en: | 28 febrero, 2019

Cada proyecto tiene una intención y una funcionalidad, a partir de ahí, el diseño del color en las superficies y los requisitos de acabado, serán factor determinante para la satisfacción de los usuarios.

Paillett-46402792

Para especificar el tipo de pintura, se consideran factores como la composición del sustrato, el medio ambiente donde está ubicado el inmueble, y la actividad misma de la edificación. El objetivo puede ser tan simple como repintar un muro envejecido, hasta seleccionar una laca apropiada para un piso en madera; o el tratamiento capaz de resistir temperaturas extremas en un herraje exterior en una casa de playa. La preparación de las especificaciones del proyecto debe realizarse de acuerdo con las normas de construcción local, así como en total apego a las regulaciones ambientales y laborales.

Es necesario hacer pruebas de humedad al sustrato y una preparación de la superficie según lo requerido para la pintura en cuestión; esto incluye limpieza, reparación de grietas, parches, calafateado y tratamientos previos, como sellado e imprimación de superficies.

PINTURA

Las aplicaciones en interiores de productos que liberan altos niveles de VCO, pueden generar serios riesgos para la salud de los pintores y los ocupantes de edificios.

Selección de la pintura
La pintura que seleccionemos no sólo debe lograr una amplia cobertura del sustrato, brindando además una enorme durabilidad, sino que también debe cumplir con una creciente lista de regulaciones que toman en cuenta la seguridad y el medio ambiente. Por ejemplo, los compuestos orgánicos volátiles (VCO, por sus siglas en inglés) que son los disolventes orgánicos utilizados en la pintura, se evaporan a la atmósfera y combinados con el óxido de nitrógeno y la luz solar, generan niveles de ozono que contribuyen a la contaminación del aire y al calentamiento global.

fioletovyj-cvet-v-interere-4

Para seleccionar adecuadamente un sistema de pintura se debe definir el área y conocer la superficie a pintar, revisando el material con que está construida para definir el tipo de producto más idóneo. El tipo de acabado: brillante o mate, liso o corrugado; determina no sólo la apariencia final de la superficie, sino también el costo de los materiales y la mano de obra que debemos utilizar. El estado de las superficies puede requerir trabajos adicionales, por tanto, observe si la superficie es de concreto, madera o metal; si es nueva, repintada o revocada; si la superficie tiene problemas de humedad o está deteriorada. También establezca si requiere o no andamios, así como el tiempo del que dispone para terminar la tarea. Todo esto le permitirá convenir correctamente con el técnico o contratista.

Colores-Moda-Para-Habitaciones-Ninos-Ninas-Pintar-El-Cuarto-Matrimoniales-Cuartos-Juveniles-Bano-Tendencias-Decoracion-Ac2bfque-Vimos-En

Pintura arquitectónica
En el ámbito profesional –y dependiendo de la región–, las pinturas arquitectónicas reciben diversos nombres, por ejemplo: pinturas emulsionadas, pinturas plásticas o de caucho, pinturas de agua o vinílicas. Y es que cuando se empezaron a fabricar hace muchos años, se obtenían de una emulsión natural extraída de la corteza del árbol del caucho (Hevea Brasilensis), material que se utilizaba, entre otras cosas, para fabricar las llantas de los primeros automóviles. Gracias a la investigación y al desarrollo tecnológico, fue posible lograr un caucho sintético, el llamado látex de estireno butadieno, una emulsión cuyo éxito desplazó al caucho natural.

Te invitamos a disfrutar el articulo completo en nuestra edición de marzo.

WhatsApp Image 2019-03-01 at 2.23.21 PM