Adaptación de espacios a futuro

Publicado en: EntrevistasNoticiasProyectos | 13 abril, 2021

Para la arquitectura mexicana las necesidades del clientes tras la pandemia evolucionaron mostrando un nuevo enfoque del cómo se van a adaptar los espacios para vivir a futuros cambios, por ello, un proyecto debe tener una visión única de su desarrollo de la mano del cliente.

El estudio de arquitectura ASP, dirigido por el arquitecto Sergio Portillo Alarcón ha desarrollado, o está en proceso de construcción, de varios proyectos innovadores alrededor del país como Casa Mika, que plasman una identidad propia dependiendo del entorno con una paleta de materiales original y contemporánea, mismos que conocemos como Casa Loma de la Palma (en proceso de construcción), PH Cortés, Casa Las Cruces, Pabellón A47, Casa Cumbres, entre otros.

Continuación de la entrevista a Sergio Portillo Alarcón: 

Mejores Acabados (MA): ¿Cómo puede esta casa adaptarse a necesidades futuras del usuario?

Sergio Portillo Alarcón (SP): Respecto al tema de cómo se adapta la casa a futuros cambios, creemos se puede hacer sin problema, ya que todos los espacios están muy bien comunicados y eso permite modificar un estudio por algo más. Es decir, conforme los hijos vayan creciendo se pueden realizar estás adecuaciones, y de eso se trata, que los espacios que diseñamos vayan cambiando con la gente, y no que se queden estancados en algo que diseño el arquitecto desde el principio. Se trata de cómo van envejeciendo los espacios con los clientes, y cómo se van adaptando a las necesidades conforme va pasando el tiempo.

“Otra cosa fundamental para nosotros es el entendimiento del entorno. Nosotros siempre partimos del lugar y cómo afectaremos no sólo a nuestro cliente si no al vecino, la calle, la vista, etc. Por eso, para nosotros es clave entender el lugar, comprender el entorno en general”.

Para finalizar esta grata charla con Sergio Portillo, platicamos acerca de algunos tópicos relacionados con el ejercicio de la arquitectura y su enfoque. Un enfoque centrado en el usuario que le ha dado una visión única de cómo desarrollar un proyecto de la mano del cliente.

(SP): “El elemento principal para que un proyecto avance óptimamente es la transparencia. No sólo en un proyecto arquitectónico, si no en cualquier relación o intercambio entre dos o más personas. Si un cliente tiene la necesidad de generar o modificar algo para su familia, debe existir la suficiente transparencia para que nosotros podamos saber qué es lo que nuestro cliente quiere y nosotros tenemos que ser muy transparentes en los procesos de trabajo que implementaremos. Así, el cliente tendrá más claro qué es lo que va a recibir. A veces, por no ser claros en los procesos, costos o tiempos, surgen malentendidos. Es muy común oír decir a la gente ‘híjole, los arquitectos se tardaron más y costaron más de lo que me habían dicho’. Yo pienso que si hay una transparencia y una claridad en la comunicación con el cliente, es más probable que el proyecto satisfaga a ambas partes”.

(SP): “Otra cosa fundamental para nosotros es el entendimiento del entorno. Nosotros siempre partimos del lugar y cómo afectaremos no sólo a nuestro cliente si no al vecino, la calle, la vista, etc. Por eso, para nosotros es clave entender el lugar, comprender el entorno en general. Eso también implica comprender que hay un presupuesto base así como entender que hay ciertos lineamientos del lugar en el que se trabajará. No es nada más llegar y decir ‘aquí demolemos y hacemos un espacio nuevo’. Es vital entender lo que ya hay, entender la historia de lo que había allí y si no había nada allí, debemos entender el contexto, la vegetación y todo lo que está pasando alrededor”.

¡Te invitamos a leer la entrevista completa en nuestra edición de abril!