Las diferencias entre pisos cerámicos y de porcelanato

Publicado en: Noticias | 17 agosto, 2021

Aunque ambos tienen muchas cosas en común, e incluso el porcelanato es un tipo de cerámica, tienen cualidades especiales.

La diferencia empieza desde la fabricación: la porcelana es cocida por más tiempo y a temperaturas más altas. Eso hace que sea más densa y menos porosa que las cerámica, por lo que es aún más resistente al agua y la humedad. Se le considera más durable y resistente al uso pesado, aguanta un mayor tránsito. Si se fragmenta la cerámica, veremos debajo un color diferente; pero si se fragmenta la porcelana, el color aún estará ahí y el desperfecto será casi visible. 

La cerámica ofrece la ventaja de que si una pieza llegara a romperse, puede ser removida y reemplazada sin necesidad de cambiar todo el piso.

La dureza y densidad de la porcelana hace que sea más difícil de cortar: debe hacerlo un especialista y requiere herramientas especiales; la cerámica, por otro lado, es más fácil de instalar y de cortar por una persona sin muchos conocimientos al respecto. 

La porcelana absorbe menos agua, por lo que es mas adecuada para exteriores. Sin embargo no debemos fiarnos y hay que asegurarnos de que el fabricante especifique que es adecuado el uso para exteriores

Hay organismos internacionales que se dedican a certificar el porcelanato, como la Porcelain Tile Certification Agency (Agencia Cerificadora de Porcelanato). Esta agencia garantiza las cualidades del porcelanato y verifica que cumpla con ciertos estándares. Para obtener esta certificación, hay que mandar muestras de las losetas, pagar una cuota y renovar esa certificación cada tres años. Sin embargo, estas certificaciones son voluntarias y los vendedores pueden describir su baldosa como lo deseen. La porcelana es considerablemente más cara que la cerámica regular, por lo que si elegimos porcelanato hay que cuidar que cumpla con los requisitos que deban cumplir. 

¡Busca más novedades y productos en nuestra edición de julio!