La Piedra como Acabado: de la cantera a la casa

Publicado en: Construcción | 3 julio, 2017

La piedra ha sido símbolo de resistencia, fuerza y permanencia durante siglos, su carácter se ha perpetuado en construcciones emblemáticas de diversas culturas y épocas.

piedra1

Su larga evolución avanza desde las formas más elementales de entender la construcción duradera, hasta llegar a considerarla hoy en día como una piedra preciosa de alto valor para los acabados arquitectónicos, misma que dota a los espacios de belleza, esbeltez y naturalidad.

Características

Algunas de las características más importantes para un buen desempeño de la piedra en la construcción son: la apariencia, estructuras, resistencia, peso, dureza, tenacidad, porosidad y absorción; así como resistencia a la erosión, al fuego y conductividad térmica.

Las estratificaciones no han de ser visibles a la vista; para trabajos de fachada, la apariencia es muy importante, ésta debe de tener una textura adecuada y compacta, el color claro es más adecuado, ya que es más durable. La piedra debe de ser fuerte y durable a la resistencia a la acción de desintegración del tiempo.

La dureza es muy importante para suelos, pavimentos o carril de puentes. Se establece el grado de dureza en función de la escala de Mohs, que es una relación de diez minerales ordenados por su dureza, de menor a mayor dureza.

Mientras que la tenacidad es la resistencia al impacto que tiene la piedra. La porosidad depende de la componente mineral, tiempo de enfriamiento y forma estructural. Una piedra porosa puede debilitarse o desintegrarse, empezando por generar fisuras internas. El peso es el resultado de la porosidad y densidad, por ejemplo, para la estabilidad de una estructura, como un dique o represa, se requieren piedras muy densas; mientras que para la construcción de cúpulas o arcos, se necesitan piedras menos densas, y por tanto, menos pesadas.

piedra5

Una pared de piedra puede ser una excelente decisión en determinadas áreas de la casa, logrando un énfasis robusto, orgánico y muy interesante, mejor que un muro liso y simplemente pintado.

piedra2

Hay diferentes tipos de piedra para recubrir una pared, dentro de un mismo tipo de piedra existen muchas variantes de tonalidad y color.

La cantera

Al necesitar piedras de distinto tamaño y consistencia, surge entonces el oficio de la cantería, uno de las tradiciones más antiguas de la humanidad. La cantería es el oficio y arte de labrar la piedra para su empleo en construcciones.

piedra6

Este proceso consta de cuatro fases, interviniendo en cada una diferentes artesanos: extracción del material, realizado por el cabuquero, que trabaja siguiendo la veta, o hebra, para lo cual utiliza cuñas, marrón, barra y pico de recalar. El troceado del bloque de piedra, realizado por el entallador, empleando cuñas, pico, mandarria y escuadra.

En seguida se necesita regular las formas idóneas, acción realizada por el cantero, encargándose también de diseñar el boceto a tamaño natural o a escala; y por supuesto, el acabado final, realizado por el tallista o labrante, desarrollando a veces detalles decorativos.

Banner TF 2017 Ed. 56