La importancia del color

Publicado en: Noticias | 30 agosto, 2021

Donde quiera que vayamos, respondemos al color, pero a menudo se subestima su importancia.

Se puede cambiar la sensación de cualquier habitación de la casa con un poco de planificación y un poco de color, variando los tonos para cierto aspecto o sensación. Para comprender la importancia del color es necesario hablar de la teoría del color que consiste en una abundante cantidad de información que diversos investigadores han reunido sobre la forma en que vemos el color y cómo las diferentes combinaciones del color nos afectan. La teoría del color se utiliza por artistas que trabajan con lienzos, pero también se pueden utilizar por personas que buscan pintar sus paredes con un nuevo tono. 

El color es luz, sin luz no podemos ver el color. Cuando vemos el color, se refleja la luz hacia nosotros.

El color local es lo que llamamos la apariencia de un color en día natural o luz blanca. A medida que cambian las condiciones de luz, también cambia la apariencia del color. La luz refleja de forma muy diferente a una superficie horizontal frente a una vertical. Como el color es luz, por tanto es una forma de energía con su propia frecuencia y longitud de onda, pensar en el color a través de una perspectiva científica suele ser más útil. Esta energía (color) no es estática, fluctúa y cambia, reflejando las condiciones de luz en el momento y respondiendo a los otros colores que lo rodean. Los rojos, azules y amarillos, son los colores primarios ya que no se pueden obtener mezclando otros colores. Sin embargo, mezclarlos entre sí es lo que da como resultado una variedad de colores. Nuestros ojos tienen tres receptores de color diferentes, que responden más o menos a la luz, a través de la combinación de colores primarios. 

Al seleccionar un color, tenga en cuenta el estad de ánimo de una habitación. Los colores suaves y fríos, así como los neutros, generalmente crean una sensación más tranquila, mientras que los colores fuertes provocan sensaciones más agitadas. Los colores más cálidos, contrastantes y algo más algo más brillantes, se suman a una atmósfera sociable; azul, verde y neutros más profundos, le darán un ambiente más formal. Algunos colores más brillantes pueden provocar inquietud e irritabilidad. 

¡Busca más novedades y productos en nuestra edición de julio!