Domo Geodésico: sinergia estructural

Publicado en: Noticias | 15 marzo, 2022

Durante medio siglo, Fuller desarrolló múltiples ideas, diseños e inventos, en particular aquellos enfocados a hacer que el alojamiento y la transportación fueran más prácticas y accesibles económicamente. 

SINERGIA ESTRUCTURAL

Su obsesión con esta estructura tiene que ver con la eficiencia de los materiales al ser dispuestos de esta manera, la integridad estructural y la modularidad. Su interés se enfocaba en que fueran estructuras fácilmente replicables, para ser usadas lo mismo en restaurantes que en instalaciones militares. Mientras más grande es el domo, más resistente debido a la fuerza sinérgica entre sus elementos.

Uno de los primeros modelos del domo geodésico de Fuller se construyó por primera vez en 1945, en el Colegio Bennington de Vermont. Ahí, construyó un domo que podía sostener su propio peso sin ningún problema. Tenía 4.3 metros de diámetro y fue construido con tubería aeronáutica de aluminio y de piel de vinil plástico, en forma de icosaedro. Para probar su diseño, suspendió de la estructura a varios estudiantes que habían ayudado a construirlo. El gobierno de su país reconoció la importancia de su trabajo y le dio trabajo en la firma Geodesics, Inc, en Raleigh, Carolina del Norte, donde diseñó varios domos de menor tamaño para los Marines. Pocos años más tarde, miles de domos similares podrían encontrarse, literalmente, por todo el mundo.

“Estamos llamados a ser los arquitectos del futuro, no sus víctimas”.

LA FORMA PERFECTA

El domo erigido en Montreal tiene 76 metros de diámetro y 63 de altura y está compuesto por una estructura de metal, con celdas de acrílico. Geométricamente, el domo es un icosaedro, una forma de 20 caras formadas por la disposición de pentágonos en una rejilla hexagonal. El edificio fue construido con triángulos -a los que Fuller consideraba la forma perfecta- y demostró que era posible crear un espacio habitable usando sólo una quincuagésima parte de los materiales utilizados en un diseño arquitectónico tradicional.

El triángulo, es una figura matemática natural que proporciona eficiencia máxima con un esfuerzo estructural mínimo al momento de combinarse con otros triángulos. Fuller obtuvo una construcción dinámica en la que los componentes individuales contribuyen a la estructura mayor ensamblando una serie de unidades geométricas idénticas ultra ligeras, que pueden sostenerse a sí mismas. Aunque cada componente es independiente, no puede existir sin los demás.

¡Busca más novedades y productos en nuestra edición de marzo!