Concretos decorativos

Publicado en: | 19 octubre, 2017

La belleza industrial del concreto está en auge, un material utilitario compuesto y sin contexto –a diferencia de la madera o el mármol–, y lo sorprendente es que está hecho simplemente con arena, agua y aglutinantes, como el cemento portland.

El concreto es un material compuesto, también conocido como hormigón, utilizado en la industria de la  construcción y que está formado esencialmente  por un aglomerante,como el cemento Portland, combinado con una proporción adecuada de agua con el propósito de generar una reacción de hidratación. Dependiendo del diámetro medio del concreto, se aplican ciertos agregados; por ejemplo, los áridos incluyen grava, gravilla y arena. En función de las proporciones de cada uno de sus constituyentes, existen varios tipos de concreto: convencional, estructural, autocompactable; concretos rápidos, ligeros, fluidos, de alta resistencia o arquitectónicos; sólo por mencionar algunos. Hoy abordaremos los concretos arquitectónicos, también denominados en el ámbito comercial, como concretos decorativos.

Concreate Catalogue_China-1 封面.封底z

El concreto, como material estructural, normalmente se reviste de acabados que le ofrecen una estética  distinta a la edificación, en textura y color; sin embargo, cuando el concreto se deja a la vista como superficie de acabado, aunque siga siendo importante su función estructural, al mismo tiempo es el material de acabado final, la expresión externa de la obra. La definición de concreto arquitectónico por la American Concrete  institute, es la de un concreto cuya superficie es visible con una función estética predeterminada, y cuya masa atiende requisitos físicos, mecánicos y de durabilidad.

 Fair-concrete-

Años de madurez

 En el pasado, y dependiendo de la región del mundo esto ha cambiado en mayor o menor medida; la  construcciones que mostraban concreto desnudo eran consideradas feas y con un elevado grado de repugnancia. El estilo industrial, que utiliza el concreto como estética, fue planteado inicialmente en la Europa de la posguerra, notablemente por el arquitecto suizo Le Corbusier. Por ejemplo, La Maison Dom-Ino, fue diseñada por Le Corbusier en 1914, como un prototipo de vivienda que hacia frente a la escasez de viviendas en Europa. Hoy, el concreto desnudo es admirable, puede tomar casi cualquier forma, textura y color para mejorar la apariencia de un espacio, sin  descuidar los requerimientos estructurales funcionales. El concreto decorativo permite superficies que van desde lo más suave, a lo agresivamente áspero. El espectro de color es también muy amplio, desde el azul helado de cuarzo, pasando por los delicados pasteles y llegando incluso hasta los rojos más profundos, de los agregados decorativos.

Banner_MA_2017_Ed._04-01