Columna: El Cancel del Cuarto de Baño

Publicado en: Construcción | 2 agosto, 2017

Los canceles de baño representan una excelente opción para no tener que gastar constantemente en cortinas que se rompen.

cancel1

Las canceles o mamparas corredizas son las más recomendables, porque para abrir sus puertas no se requiere espacio extra. Además, son las más herméticas y, por tanto, repelen la humedad al máximo. Si el baño es pequeño, conviene elegir una mampara de cristal fijo para aumentar la sensación de amplitud.

Limpieza

Los canceles de baño se deben limpiar por lo menos dos veces por semana, con esto evita que las manchas de sarro aparezcan en los vidrios y opaquen su belleza. Limpie la superficie de su cancel con un trapo húmedo, elimine todos los residuos de agua que se encuentren, es importante que no deje rastro alguno de jabón.

Mantenimiento

Los canceles de baño no requieren de mucho mantenimiento, más allá de la limpieza común, ya que están fabricados generalmente con materiales inoxidables de alta calidad. La vida útil y la durabilidad de dichos materiales es muy alta, pero aún así, se debe dar un cuidado constante a los rieles y partes metálicas, para evitar que se oxiden más rápido y que se atoren impidiendo una buena movilidad, para evitar este problema, sólo basta con rociar un poco de aceite para canceles, o el famoso aflojatodo por el marco y sobre los carriles.

Sellado

Los canceles del baño se deben sellar con silicón que tenga fungicida, con lo que se evita la formación de hongos. El sellador antihongos es recomendado para aplicaciones en cristal, vidrio, aluminio, madera y otros metales, así como cerámicas y fibra de vidrio.

Banner TF 2017 Ed. 56