Acuérdate de Acapulco: Tributo entrañable

Publicado en: Noticias | 8 diciembre, 2023

En el desafío post-huracán Otis, el pueblo de Acapulco debe apoyarse en su historia y en su identidad arquitectónica. 

Las ruinas se convierten en oportunidades de reconstruir y rejuvenecer. La resiliencia del pueblo acapulqueño se manifiesta una vez más. 

En un sincero tributo a la entrañable comunidad de Acapulco, es nuestro deseo evocar una selección de los íconos arquitectónicos que embellecen este puerto. 

A continuación, presentamos solo algunas de las joyas que componen su vasto y excepcional patrimonio arquitectónico. Cabe destacar que resultaría un desafío insuperable enlistar cada edificio merecedor de un lugar en esta colección. Les agradecemos por su comprensión y los invitamos a explorar estas estructuras en persona, descubriendo su majestuosidad.

Hotel el presidente

El Hotel El Presidente, una joya arquitectónica diseñada por el renombrado arquitecto Sordo Madaleno, se erige como un testamento a la opulencia y la visión vanguardista que definieron la era dorada de Acapulco en los años 50. La impronta del arquitecto Sordo Madaleno se manifiesta en la estructura prismática del hotel, que se alza con elegancia a lo largo de la costa y ofrece a sus huéspedes una vista panorámica de la bahía y la icónica Costera Miguel Alemán. El Hotel El Presidente y su centro nocturno La Jacaranda, colaboración de Félix Candela, no solo son hitos arquitectónicos, sino también legados históricos de una era dorada en Acapulco

En Acapulco, la joya del arte contemporáneo se encuentra en la escultura ‘Los Amantes’, una obra maestra creada por Mathias Goeritz, conocido también como el co-creador de las Torres de Satélite en la Ciudad de México. 

Esta impresionante pieza artística vio la luz en 1950, consolidándose como un testimonio perdurable de la creatividad y la visión innovadora del artista.

Hotel encanto

Este hotel, diseño del arquitecto Miguel Ángel Aragonés, anidado en una extensa parcela de 13,000 metros cuadrados, se convierte en una joya arquitectónica que establece una conexión única con el entorno natural de Acapulco

El proyecto arquitectónico se distingue por su diseño de dos volúmenes cerrados en la parte trasera, mientras que sus fachadas se abren completamente hacia el exterior. 

Desde sus primeros trazos, el proyecto tomó en consideración el deseo de los propietarios de maximizar las vistas panorámicas. El Encanto se alza como un ejemplo de arquitectura que busca la perfecta simbiosis entre el lujo, el confort y la integración con el medio ambiente.

Hotel crowne plaza

El Crowne Plaza Acapulco es un impresionante edificio ubicado en la Avenida Costera Miguel Alemán. Con una altura total de 110 metros, incluyendo su característico espiral, y 104 metros hasta el último piso, el Crowne Plaza Acapulco se compone de 31 pisos y su uso está exclusivamente destinado a un hotel de lujo. 

Su construcción comenzó en abril de 1977 y culminó en 1981, con el diseño a cargo de Procomex. 

El Crowne Plaza Acapulco alberga 506 habitaciones y se caracteriza por estar anclado a una profundidad de 30 metros mediante 55 pilotes de concreto y acero, lo que garantiza su solidez. En cuanto a los materiales utilizados en su construcción, el edificio se compone principalmente de hormigón y concreto reforzado, con amplias áreas de vidrio que contribuyen a su apariencia moderna. El Crowne Plaza Acapulco es un testimonio de la arquitectura y la ingeniería moderna en el sur de México y un hito que se distingue en su entorno.

La capilla del ocaso  

Situada en una colina con vistas al Océano Pacífico, esta capilla, completada en 2011 por BNKR Bunker Arquitectura (Esteban Suárez + Sebastián Suárez), se alza como un testimonio de la profunda conexión entre la arquitectura, la fe y el entorno natural. 

El diseño es sencillo y minimalista. Las paredes no están adornadas con frescos ni ventanas ornamentales, sino que permiten que la naturaleza misma sea la decoración. 

En la fachada principal, mirando hacia el océano, dos vidrios esmerilados forman una cruz, evocando la presencia de Dios en la naturaleza y la idea de Dios como algo omnipresente e infinito. Esta estructura tosca de cemento se asemeja a las rocas graníticas que la rodean, y su diseño refleja la creencia en la presencia divina en la naturaleza. 

Este es solo el comienzo de nuestra travesía arquitectónica por Acapulco. En el próximo artículo de “Acuérdate de Acapulco”, nos sumergiremos más profundamente en el paisaje arquitectónico de este puerto, explorando más hoteles que han dejado una marca indeleble en la historia de Acapulco

Acompáñanos en esta emocionante continuación, donde descubriremos más sobre las maravillas arquitectónicas que definen la identidad única de Acapulco.

¡Busca más novedades y productos en nuestra edición número 34!