Paisajismo

Publicado en: Noticias | 22 julio, 2021

Las áreas verdes son áreas de vida. Incluir un jardín en el hogar implica conectarse con seres vivos, en búsqueda de un ambiente espiritual, que promueva la interacción con sus habitantes.

La importancia de esas áreas yace, no sólo en el efecto visual, sino en la manera en que se usa, en el efecto que produce a los que lo frecuentan.

Así pues, el diseño de jardines y exteriores es un intento por balancear el medio con los habitantes; estos espacios se construyen con una reciprocidad entre la energía que emite el espacio y los sentidos de quien lo visita. En ese sentido, se vuelve relevante la forma en la que se estructura ese paisaje. A menudo se cree que existen fórmulas para construir y diseñar jardines, pero está muy alejado de la realidad. Los jardines y espacios exteriores no se construyen de manera general, sino que han de contemplar las particularidades del espacio. De ahí nace la necesidad de una arquitectura del jardín, o bien, landspace.

Esta disciplina pretende diseños únicos.

 Cada característica debe responder a la necesidad de un espacio. Todos los componentes de este espacio exterior deben crear una armonía con el resto de la edificación. Es decir, su propósito ha de mostrar aspectos distintivos con respecto a la vivienda, sin dejar de lado una combinación adecuada.

¡Busca más novedades y productos en nuestra edición de julio!