Decoración con herrajes

Publicado en: Decoración | 2 noviembre, 2017

Son piezas metálicas que se colocan en las puertas para reforzarlas, decorarlas, asegurarlas, bajo un buen diseño. También se utilizan en ebanistería, talabartería, cancelerías; así como en el ámbito del diseño de interiores.

IMG_2095-v3

Entre los herrajes más populares se encuentran los de colgar: bisagras, gosnez y pernos. También están los de seguridad, que son aquellos que sirven para cerrar las puertas o asegurar alguna estructura, de tal manera que se tenga acceso a ella únicamente por medio de una llave o contraseña; las cerraduras forman parte de este tipo de herrajes y el nivel de seguridad depende del tamaño y de su mecanismo. El diseño se encuentra íntimamente ligado a estos elementos, y cada vez se vuelve más funcional, al mismo tiempo de dar una mejor apariencia y funcionalidad, integrando todas las piezas para formar una estética definida. Las funciones que desempeñan estos accesorios son cruciales para el mantenimiento de hogares, oficinas, negocios y prácticamente cualquier arquitectura con propósitos prácticos.

Otro tipo de herrajes

Aunque resulta un poco difícil de creer, las mirillas, los escudos, los frenos retenedores, los topes y los clavos de adorno también se consideran herrajes y entran en la clasificación de la cual ya hemos hablado. Por ejemplo, las mirillas se consideran herrajes de seguridad, ya que tienen que ver con la salvaguarda de la arquitectura a la que se pretende cuidar.

Herrajes decorativos

Los manillones o manijas y los escudos son los herrajes que más se prestan en cuestión de decoración; por varios siglos se han sido los protagonistas de entradas famosas y de estilos artísticos destacados como el barroco o el art nouveau. Para la industria ferretera el diseño innovador de estos herrajes ha representado ganancias en ventas y prestigio para las diversas marcas que comercializan el producto; así mismo son indispensables para el buen funcionamiento de la estructura.

Banner_MA_2017_Ed._04-01